16 agosto 2018

Alpinismo

Este año estuvimos els CARAGOLS junto al equipo de la GEMFALL excursionista de Agost i Llíria, paseamos por los macizos pirenaicos de más de tres mil metros, en Los Infiernos, el Garmo Blanco e Ibones de Bachimaña, partiendo desde Panticosa.




El caragol Joan junto a Juanito del equipo Gemfall, debajo los 3 picos del Infiernos separados por la impresionante marmolera


Y en una segunda travesía de nuevo con la GEMFALL nos dirigimos al valle de Tena, justo enfrente por la vía del GR-11, ascendemos al macizo del Balaitús de 3145m, partiendo desde valle de piedrafita, refugio del respomuso, cima de las más complicadas a nivel técnico con piedra suelta y vertiente glacilar con crestas asombrosas hasta la cima.

Vistas al Balaitous desde el pico de Arriel

Bajada por la brecha Latour

Nevero hacia la cresta del diablo

Rappels en el embudo de la brecha Latour

Ascensión por el nevero hacia la brecha


Cresterio hasta la cima, parecía que habíamos pasado lo más difícil, pero sólo quedaba la mitad

Cima con niebla en el Balaitous

Pantano del respomuso

Equipo GEMFALL amb els caragols

Entre las nubes el majestuoso Balaitous nos espera

Descanso antes de abordar nuestro objetivo, preparando el campamento

                                        Los infiernos, vistas durante la ascensión al Balaitús


Recorriendo el nevero hacia la Brecha y pared del Diablo

Glaciar de la gran diagonal del Balaitous

Valle de Priedafita